Cómo encontrar los muebles del salon perfectos y no morir en el intento

Cuando estrenamos casa, hace ya más de diez años, amueblamos con lo que pudimos, la mayoría de nuestros muebles fueron regalos de boda, y a partir de ahí fuimos tirando. Incluso, tuvimos durante unos años, una habitación vacía y sin muebles, que como era de esperar, se acabó convirtiendo en el cuarto de los trastos hasta que conseguimos convertirla en el estudio.

los muebles del salón

Las habitaciones, siguen como al principio, y todavía me gustan, sin embargo, el salón hacía tiempo que me agobiaba, era muy sombrío, habíamos puesto unas cortinas pesadas y que apenas dejaban pasar la luz, así que hace ya un tiempo que decidimos ir cambiándolo poco a poco.

Me encanta la idea de cambiar los espacios a base de pequeños cambios, así que durante meses me sentaba en el sofá, pensando en cómo podía darle un giro a los muebles del salón que nos permitiera, tener más luz y al mismo tiempo más espacio para poder disfrutar del salón en familia.

mesas de centro para tu salon

Muchos de los muebles que nos regalaron con la boda eran muy buenos, así que no quería desprenderme de ellos, por eso, partiendo de los muebles que teníamos, empecé a pensar en los cambios que quería aplicar.

Lo primero que hicimos fué buscar con un tapicero para éncargarle un sofá a medida y volver a tapizar el sofá que ya teníamos. Necesitábamos espacio para cuando viene gente a casa, antes apenas teníamos sitio para sentarnos cuando teníamos invitados.

los muebles del salón

Contactamos con un tapicero de la zona, a veces, los artesanos tienen precios más competitivos que las grandes superficies, y en cualquier caso, preguntar es gratis, no lo olvides. En nuestro caso tapizamos y compramos un nuevo sofá a nuestro gusto por poco más de lo que cuesta un sofá en la famosa tienda sueca.

Cuando llegaron los sofás, bastó con quitar las cortinas para visualizar el salón que tanto había deseado. Tan solo faltaban los pequeños detalles y por supuesto, la clave sobre la que iba a girar la identidad del salón, la mesa de centro.

Seguro que no es la primera vez que buscas mesas de centro para tu salón, yo busqué y busqué hasta encontrar la mesa perfecta. Llevaba años admirando la famosa Noguchi Table, un diseño de Isamu Noguchi de 1947 que a pesar de ser un clásico, me parece de lo más inspirador. Un diseño ligero y que aporta la personalidad única que estaba buscando.

Noguchi Table

Desde hace un par de años, es la pieza clave sobre la que gira la vida de nuestra casa. Acerté con la decisión, de eso estoy segura.

Su precio no es apto para todos los bolsillos, pero puedes encotrar piezas inspiradas en este clásico modelo en sitios como la web de Menamobel, por  menos de 300,00 €.

Cuéntame ¿te gusta tu salón? ¿quieres un cambio? ¿o eres de las que ya disfrutan del salón de tus sueños?

Escrito por: Isabel

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies