Sanabria, planes con niños.


Quería nieve y pensé, hace meses, 
que la comarca de Sanabria era el lugar 
perfecto para nuestra siguiente
escapada.

La familia de Fran es de allí y era la excusa perfecta para volver y visitarlos, y de paso disfrutar de unos días de vida tranquila junto a amigos a los que desde hace tiempo consideramos familia.

lago de Sanabria
Cuando vamos de viaje no es tarea fácil encontrar alojamiento porque somos muchos, así que lo primero era dar con una casa rural en Sanabria con capacidad para todos y encontré la mejor.
Grande y bonita la casa de El Taller de la Seda fue el primero de los regalos de un fin de semana 10.
casa rural sanabria
Visitamos el  Lago de Sanabria, para mí era la segunda vez, y me volvió a encantar.

En esta ocasión estaba desbordado por las lluvias de los últimos días y aunque hacía un frío pelón pudimos disfrutar de la belleza salvaje que sólo se encuentra en  la naturaleza más pura.

sanabria
{Foto: Eva H. de Alba}
Intentamos subir también a la Laguna de los Peces hasta en dos ocasiones, pero la nieve no nos dejó llegar. La carretera estaba cortada e ir andando no era una opción con cinco niños a cuestas.
Pero no hubo problema porque la nieve fue justamente nuestra mejor aliada y nos hizo pasar unos ratos que no olvidaremos.
laguna de los peces
Fran se especializó en tirarle bolas a su madre, y cuanto más grandes mejor… mientras que Marina debió de pensar que nada más parecido a la arena de la playa que una gran extensión de nieve blanca y decidió rebozarse bien y jugar sin parar.
sanabria planes con niños
Martina, Alonso y Alejandro son los mejores compañeros de juegos que podríamos imaginar.
planes con niños
{Foto: Carolina Botín}

{Foto: Carolina Botín}
Todavía no me creo la suerte que tenemos de que nuestros hijos se lleven tan bien y se quieran tanto como nosotras.

{Foto: Eva H de Alba}
Por supuesto reservamos una mañana para ver amanecer, y como no podía ser de otra manera, el sol de primera hora nos tenía reservadas la mejores carcajadas de la jornada. Y eso es mucho decir teniendo en cuenta que el día empezó a las 8 de la mañana y  terminó a las 4 de la madrugada del día siguiente, con un no parar de charlas y risas con visita de nuestro teacher favorito de por medio.
 
Amanecer,  madrugar  y  trasnochar en un totum revolutum de despertares nocturnos, carcajadas, juegos de mesa, mojitos, lacones, niños, amigos y familia. Yo de verdad que no puedo perdir más.
{Foto: Eva H. de Alba}
Deseando ya que llegue la siguiente y planeando futuros destinos.
Si queréis ver nuestro perfecto amanecer no podéis perderos estos fotones por nada.
Mil besos y feliz día…

 

Escrito por: Isabel

Deja un comentario

19 comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies