SER LA MEJOR MADRE

Una buena amiga me pasó hace tiempo un enlace para ver un vídeo en el que se decía que las madres debemos dar más libertad a nuestros hijos. El vídeo estaba bien, lo malo es que venía acompañado de un comentario de mi amiga que decía que era más o menos lo que hacía yo con los míos y que ella tenía mucho que aprender.

ser la mejor madre

Y ahí es cuando a mi me entra el demonio dentro y me empieza a hervir la sangre. ¿Aprender a qué? A ser la mejor madre ¿según quién?

Las madres de mi generación convivimos a diario con manuales de expertos en maternidad, cuestión esta que se me hace muy cuesta arriba porque creo que lejos de ayudar, están dañando a muchas mujeres que no pueden con el peso de culpabilidades añadidas y absurdas.

Es cierto que yo no suelo entrar a solucionar las riñas de mis hijos, les digo que se las arreglen entre ellos. Tampoco estudio con mi hijo mayor, ni hacemos los deberes juntos. Es cosa suya, y si se olvida tiene que asumir su responsabilidad.

Prefiero que se haga cargo de sus cosas y que soporte una riña de la profesora por ir con las tareas sin hacer, a que lleve los deberes perfectos y corregidos de antemano por su mí o por su padre.

No soy su profesora, soy su madre, y con eso tengo bastante.

ser la mejor madre 1

Dicho esto, creo también que aquellas madres que ayudan a sus hijos a hacer los deberes no son el demonio, simplemente tratan de hacer lo que ellas entienden que es lo mejor para sus hijos. Ellas y yo no estamos de acuerdo, pero ¿y qué?

Mis hijos y los suyos ocupan el primer escalón en nuestro orden de prioridades y, tanto ellas como yo, hacemos todo lo posible porque sean felices y sepan desenvolverse en su futura vida de adultos.

Hay miles de fórmulas para ejercer la maternidad, infinitas, tantas como madres hay en el mundo, ¿y sabes una cosa? ninguna de esas fórmulas es la correcta.

Es cierto que hay malas madres, igual que hay malas personas. Pero la mayoría de las madres ponemos todo de nuestra parte para sacar a nuestros hijos adelante y criar niños felices y sanos.

Sentirte culpable cuando estás poniendo toda la carne en el asador es un error.

Que si no lo apuntes a extraescolares frente a quienes dicen que no hay nada mejor que las clases de manualidades para desarrollar su creatividad. Que si no lo cojas en brazos porque se acostumbra frente a quienes abogan por llevar a los niños piel con piel hasta que ellos decidan despegarse de ti. Que si déjalos llorar frente a las tesis de ni una sola lágrima.

Te daré un consejo, el único que doy siempre: hazlo lo mejor que puedas, esfuérzate mucho y que no te quede ninguna duda de que les das todo el amor que tienes.

.FIN.

Escrito por: Isabel

Deja un comentario

11 comentarios

  • Marta

    Gracias por tus reflexiones, me encantan, porque me parecen muy sensatas y me hacen pensar. Es complicado ser madre… eso, o no se si nosotras nos lo complicamos más de la cuenta, queremos darle tanto… si que tengo muy claro, que todo lo que hago, lo hago porque los quiero con locura, pero reconozco que a veces me exijo demasiado y no se delegar y eso frustra, hay cosas que me gustaría saber gestionarlas mejor, porque mi miedo es también frustrarlos a ellos. El tema tareas lo llevamos muy mal, estoy intentando distintos métodos a ver si vamos mejorando porque yo creo que también es responsabilidad de ellos y que yo no tengo que hacerlas, pero nos está costando… Un beso

  • Mónica

    Buenos días¡¡¡. Totalmente de acuerdo TODAS hacemos lo que podemos, se nos exige demasiado la verdad¡¡¡¡ y a veces nos hacen sentir muy culpables, incluso gente que no tiene hijos y no saben de que va la historia. Besos y feliz lunes.

  • Totalmente de acuerdo. Puede parecer ridículo tener que recordarlo pero es verdad que hay veces que perdemos el norte con tantas cosas que vemos y nos sentimos inseguras y en ese momento viene bien que alguien te de un toque y te recuerde que aunque diferente también está bien lo que haces. Cada uno es como es y tiene su perspectiva ante la vida y si actuamos siendo fieles a nosotras mismas y creyendo hacer lo mejor no fallaremos. Siempre se puede aprender y hay que tener la mente abierta a los cambios a mejor pero sin olvidar porque hacemos lo que hacemos.
    (He escrito deprisa y corriendo pero espero que se me haya entendido) Buen día!! Es un gusto leerte.

  • Puffff, pues yo tengo hoy un día de esos de diosmiocomolopuedohacertanmal!!!
    Claro que esto de repente, cambia y eres la mother number one.
    No me enorgullezco de muchas cosas de las que hago (entre ellas, prometerle mil cosas el sábado para que Nicolás abriera los ojos, jajajajajaa) pero en lo que estoy de acuerdo contigo es, en que lo hago lo mejor que puedo.
    Besis Isa

    • La Casa Rosa

      Estoy con Cristina, de Cosas de Infantas, hay días que te sientes tan mal por una riña, por algo que te habría gustado evitar adelantándote al problema…
      Pero eso no hace sino reforzarme en la idea de que lo mejor de todo es que saben -y tú tambien- que eres la mejor madre del mundo, la suya, la de verdad, imperfecta!
      Y con ello les estás enseñando a ser flexibles, a aceptar y comprender que el día de mañana podrán amar mucho a otros seres tan imperfectos y maravillosos como su madre.

  • Luna

    Toda la verdad ,cada madre lo hace de la mejor manera que cree. Bonitas y tiernas fotos. Bess

  • Me ha gustado mucho tu reflexión, y me ha hecho recordar algo. Cuando era pequeña, mis padres nunca me ayudaban con los deberes, en este caso, porque ellos no pudieron ir a la escuela y han aprendido a leer y escribir de mayores, y a mí me ponía muy triste no sentirme acompañada en esos momentos, ni que me pudieran resolver la dudas que me surgían. Siempre me he prometido a mí misma que cuando tenga hijos, les ayudaré con los deberes… Pero después de leerte no sé muy bien qué haré cuando llegue el momento, me has sembado la duda 🙂 Un abrazo.

  • Estoy de acuerdo contigo. Cada madre somos un mundo, tenemos muestra manera de educar pero siempre lo hacemos con un objetivo común: que nuestros hijos sean felices y buenas personas. Nadie mejor q una madre sabe cómo hacerlo porque conoce a sus hijos y lo hacemos lo mejor que podemos. Gracias por tus reflexiones!!!

  • yo hace mucho tiempo que por suerte, como madre, no me puntuo! ni me flajelo, ni me fustigo! soy la que soy, e intento hacerlo lo mejor que puedo!
    y solo puedo decir..que creo que mis hijos son felices y tienen buenos valores!
    que no ganare el premio a la mejor madre…lo tengo claro! pero creo que a la peor tampoco! pero para mis hijos…soy la mejor madre del mundo!!! y eso es lo que cuenta!!

    un besote Isina

  • Lia

    Que razon tienes!!!

    No entiendo porque hay todas las tardes hasta 20 o 25 comentarios en los grupos de whatsapp para hacer un ejercicio de 2 de primaria!!
    Si no somos capaces de que ellos hagan ese deber solos que vayan al cole y se enfrenten a ese problema,
    Tengo 4 hijos y creo que educar es algo mas que dar conocimientos,
    De esa manera tendremos una generacion de chicos incapaces de emfrentarse a nada.
    Dejemoslos de crezcan que se equivoquen, que se manchen, que se caigan y que sepan levantarse.

    un abrazo a todos
    y felicidades por este blog que acabo de descubrir y no es todo hapy flowers como todos los blog que cuenta que ser madre es todo felicidad , y hace que me sienta una pringada porque a mi me cuesta mas de una lagrimilla sacar a mi tropa adelante.

  • Desde que soy madre, creo que es la primera vez que leo un texto (ya sea artículo, post, publicación en redes sociales…) que defiende la forma de educar de cada uno en lugar de imponer “verdades absolutas”. Esto reconforta, y lo otro desanima porque, como dices, todos intentamos hacer lo mejor posible por nuestros hijos y seguro que, también todos, unas veces nos equivocamos y otras no. Gracias!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies