Verdades como puños volumen dos: visitando al recién nacido…..

Si en la primera entrega hablamos de barrigas, en la segunda le toca al recién nacido.
Si os digo la verdad, creo que me estoy volviendo una cascarrabias.
A menudo lo pienso, y creo que es cosa de la edad… así que creo que a este paso a los 45 es mejor que me retire a un convento para que nadie tenga que aguantar mis rarezas y caso cerrado…
Pero de momento, y como tengo un blog, pues me despacho a gusto y así saco mis neuras de paseo a ver si con la ventilación vuelvo al redil de la gente amable y condescendiente…
A mi no me gustan las visitas así porque sí. Y no me entendáis mal, me encanta que la gente venga a mi casa, incluso me encanta organizar comidas y fiestas y espero celebrarlas cada vez más a menudo.
A lo que me refiero es a que no me gusta que la gente se presente de repente a visitarme porque estoy enferma o porque acabo de dar a luz.
En este segundo caso las visitas son, junto con la teta, y los cólicos mi peor pesadilla post-parto…
Ríete tu de la cuarentena, que no, que no… las visitas a diestro y siniestro son el peaje a pagar tras un parto sea este, bueno o malo, por donde tiene que salir o con cirugía de por medio…
recien nacido
 {Marina}
Así las cosas voy a dar unos consejos básicos a seguir para facilitarles la vida a las madres recién estrenadas y que como yo son quizá un pelín cascarrabias:
 Punto 1: Quedan terminantemente prohibidas las visitas en el hospital, máxime si a la mamá le acaban de hacer una cesárea. 
Como todas las reglas esta tiene una excepción y es que si la mamá lo pide puedes ir, y si eres amiga o familia, has de llamar y pedir permiso para ir, si te deja es que está deseando verte y que incluso hasta a lo mejor te necesita.
Punto 2: Una vez les han dado el alta jamás te presentes en casa sin avisar. 
Cuando el recién nacido acaba de llegar es muy común que los nuevos padres inauguren un horario renovado de duchas, sueños y comidas, por lo que a lo mejor a ellos las 5 de la tarde les resulta tan mala hora como al común de los mortales las 5 de la mañana. Lo mejor: llamar, avisar y preguntarles cuándo quieren que los vayas a ver.
Punto 3: Proponer un lugar alternativo a su casa para visitarlos.
 Eso os llevará directitas al top ten de amigos favoritos, y es que salir a la calle es fundamental para los nuevos papás, y a menudo no es fácil organizarse para salir, así que si pueden matar dos pájaros de un tiro, cumpliendo con la visita y al tiempo saliendo de paseo, os prometo que os profesarán amor eterno. Además, así no tendrán que tener la casa siempre a punto para recibir… cosa poco fácil de conseguir con un bebé recién nacido…
Punto 4: No llevar jamás flores al hospital. 
Huelen mucho, y las mamás tienen el olfato súper desarrollado por lo que estarán deseando regalárselas a las enfermeras a la menor ocasión.
 Tampoco son apropiados los bombones… 
El chocolate estriñe, verdad? pues eso, que a las recién paridas el chocolate como que no…
Mi amiga Ángela me trajo un paquete de jamón al hospital y lloré como una magdalena de lo feliz que me hizo!
Punto 5: Si la mamá se pone a dar el pecho no te quedes mirando, por favor! 
Lo habitual es que ella no se vaya a ningún sitio, cae de cajón que mirarle las tetas no procede. Además a los bebés les suele gustar comer tranquilitos, por lo que cuanto menos barullo, mejor que mejor…
 {Fran y yo, de bares… ;)}
 En el hospital las visitas justas y de la gente a la que quieres, y luego todos a disfrutar del bebito mientras que nos vamos a la cafetería de moda a echarnos unas risas…
Yo estaba deseando socializarme, por lo que quedar con gente en la calle para ir a tomar un café me sentaba mil veces mejor que las visitas en casa. Salir me obligaba a arreglarme, aunque fuera minimamente, y cuando te pintas el ojo, la vida se ve de otro color… 😉
Señores y señoras visitantes de bebés, háganme caso e inviten a un café con pastitas ricas. La mejor compañía con un buen café es un regalo de los buenos de verdad y perfecto para madres cascarrabias como moi.
Y que nadie se enfade por favor, hay madres a porrillo y cada una lo vive de una manera… yo simplemente os cuento la mía…
Mil besos y feliz día…

 

Escrito por: Isabel

Deja un comentario

42 comentarios

  • Isa, eres genial! Me parto! Lo del hospital lo están empezando a aplicar amigas mías, al principio lo veía un poco “brusco” pero tienen razón. La voz de la experiencia eres tú, y todo lo que nos cuente es bienvenido.
    Qué guapos con Franchiño de bares, cómo pasa el tiempo! 😉
    Oye y a mí si me toca… ¡que me traigan bombones! ;)))

  • Me ha encantodo el post!!!

    Besitos^^

  • Valen oro tus consejos, estoy en pleno momento de amigas dando a luz y a veces no sabes qué es mejor en estos casos :)))) Gracias guapa!!!! Lo del jamón me ha hecho muchísima gracia.

  • Tus consejos valen oro para chicas que como yo este año comienzan a tener muchas amigas que van a dar a luz de golpe. Lo del jamón me ha hecho muchísima gracia, lo tomaré en cuenta. Gracias guapa!

  • Anonymous

    que razon tienes…….ana vigo

  • Yo lo que hice en una ocasión fue llevar flores pero de peluche 🙂 Y la verdad es que salvo que sea de familia directa directísima no suelo ir a ver al bebé -y a su mamá- hasta que han salido del hospital y ya llevan unos días en casa, por aquello de que se vayan acostumbrando…

    Bicos!!!!

  • elena armas

    Me ha encantado tu post, muy gracioso!!
    Pero también tienes que pensar que la gente que te va a ver lo hace con la mejor intención, seguramente no se imaginan que a tí no te apetece, si no han pasado por una situación igual no saben lo incómoda que puedas estar. Yo creo que lo mejor en estos casos es tu marido , pareja, madre el que tiene que gestionar las visitas si tú no te encuentras bien.
    No sé, es mi opinión…
    Me gustado mucho el post!

  • Hola Elena, por supuesto que pienso en los visitantes, yo también lo soy y visito con la mejor de mis intenciones! Por eso digo que lo que hay que hacer es preguntar, a la madre, a los abuelos o al padre, me da igual, pero preguntar. Y es que en mi caso mucha gente se presentó sin más en el hospital y fué muy latoso, la verdad…
    Mil besitos guapa y gracias por comentar!

  • Christina

    Hola Isa! Hace mucho que te leo pero nunca me he atrevido a comentar. Yo pedí que nadie, excepto mi madre, fuera a verme al hospital: porque quería estar tranquila, porque sabía que esas horas de revolución hormonal era importantes pasarlas los tres juntos, y porque quería mantener un mínimo de dignidad 😉 Pues tuve que escuchar de todo, incluido “no te voy a ver a ti, voy a ver al bebé”. Entonces parecía una borde, diciendo “mi hijo es mío y lo verás cuando yo quiera”.
    Al final, mi posparto se complicó mucho y nadie vino antes de 10 días. Ahora estoy embarazada de nuevo y repetiré, seguro.
    Enhorabuena por tu blog.
    Besos

  • Isabel, tengo un bebé de 3 meses y acabo de pasar por todo lo que acabas de escribir…Lo que yo llevé peor fue las visitas en el hospital…Yo sin apenas poderme mover, y la gente allí apalancada. ¿Qué esperaban, que me sacara la teta delante de todo el mundo? Pues no…Por no hablar de los expertos puericultores que aparecen como setas cuando hay un bebé de por medio..

    Me ha gustado tanto este post que se lo he reenviado a mi marido. Un beso!

  • De verdad que no puedo estar más de acuerdp…cuando nació Jorge recuerdo con verdadero pavor esas visitas en el hospital a horas intempestivas cuando la gente salía de trabajar..o se escapaban al mediodia en su hora de comer…por dios…estás muerta, quieres descansar..para mi fue HORROROSO. Y mira que la gente lo hace con buena intención desde luego…ahora que estoy embarazada del segundo vamos…pienso poner estas normas en mi perfil de facebook…jajajaj por ejemplo…jajaja

  • muy buenos consejos!!!lo digo por experiencia!!! aunque yo a mi hermana, después de parir le regalé un fuet…llevaba 9 meses soñando con pegarle un bocao!!!jaja

    BESOS 😀

  • Muy buenos los consejos, como mami con parto reciente (mi bebita tiene dos meses) doy fe de todos los puntos indicados.

  • Aunque no he pasado por la experiencia, en unas cuantas cosas ya estaba de acuerdo.
    Lo de las visitas al hospital hasta de la vecina nunca me ha gustado nada. Creo que es mejor ir sólo en casos cercanos, y aun así, visita breve para no incordiar demasiado.

  • una amiga dio a luz hace (YA!!) 3,5 meses y dado q fui (junto cn otra amiga) la q la llevamos al hospi (su chico no tiene cartet) a las 7 d la manyana, tnia muchas ganas de ensenyarnos su obra maestra (se me cae la baba cn mi sobri, lo siento)asi q casi fue ella la q nos “obligo” a ir =P y aunq el chocolate estrinye, se q habia estado mucho tiempo sin comer, asi q le lleve unos chocobons que junto cn el sushi era lo mas le podia apetecer jejeje

    x cierto, creo en los hospis (si no en todos en muchos de ellos…yo he trabajado en varios y era asi) las flores estan prohibidas x el tema de las alergias

    como siempre un post genial =) un beso guapa!!!!x cierto que cabecita mas preciosa la de marina!!! (a fran tan tapadin no se le ve, aunq seguro q tb la tnia =))

    guiomar

  • ¡¡¡Amen a todo…menos a lo de los bombones!!

  • No puedo estar más de acuerdo!! las vsitas al hospital no proceden y en casa son un compromiso y un rollo. Lo que mas me ha gustado es como lo cuentas. Gracias eres auténtica. Un besazo

    http://nollorespatito.blogspot.com.es/

  • ¡Vamos a imprimir esta normativa y la vamos a distribuir entre familiares y demás allegados en cuanto les anunciemos el embarazo! Que yo sé que hay gente que es capaz de empujar al médico en la sala de parto porque le estorba para una foto, y familiares de mi marido que creen que pueden comprar entradas para sentarse a ver el parto en vivo y en directo.

  • Anonymous

    Hola, no puedo estar más de acuerdo, recuerdo con pavor las visitas en el hospital, nunca le agradeceré lo bastante a una enfermera que decidió echar a todo el mundo de la habitación y que me dejaran en paz. Lo mismo en casa, así no hay quien se acostumbre a estar con el recién nacido!
    Muy bueno el post

  • Mira, de cascarrabias nada; yo nunca he parido y siempre he pensado que el día que lo hiciera seguiría las mismas reglas que veo aquí escritas.
    El sentido común ha hecho que con familiares y amigas paridas me comportara exactamente igual… Así que plasplasplas 😉

    Bss

  • Bravoooo!!! Ainss si hubieran leído esto antes mi “querida familia política”…
    La cesárea d mi tercero fue a las 11 d la mañana y antes d las 4 d la tarde tenía toda la habitación llena de tíos, tías, primos, primas y demás familiares políticos, incluidos varios niños correteando alrededor de mi… Y encima nos fastidiaron el momento íntimo familiar q yo esperaba con tanta ilusión, la presentación a mis hijos de su nuevo hermanito… Teníamos todo ese momento preparado con detalle y nos lo fastidiaron… Lo q lloré yo esa noche con el disgusto!!! Y lo peor d todo es q ya no volvimos a verlos hasta q Rodrigo cumplió su primer año!!!
    Con lo fácil q es usar el sentido común!

    Mil besos guapa, soy tan fan tuya!!!

  • Muy bueno! A mi me parecen premisas básicas para no molestar a las madres que acaban de dar a luz. Un poco de sentido común por favor!!!
    Dicho esto… 🙂 ¡Mil gracias por ver el post de hoy! Nos ha hecho mucha ilusión tu comentario y que te haya gustado tanto el proyecto. ¡Gracias guapa!

  • Toda la razón. Lamamá es también un poco “cascarrabias” y la verdad es que lo pasó bastante mal con las visitas. Yo hice lo que pude para evitarlas pero ya ves, a veces soy un flojucho y no se decir que no 🙁

  • ¡Madre mía!no puedo estar más de acuerdo contigo…. nunca he comentado nada en tu blog pero hoy no he podido contenerme. Después de dar a luz…. de eso hace ya casi seis años, lo que más me agobio fueron las visitas. Recién llegada a casa, con una niña prematura, a la que tenía que darle biberón cada dos o tres horas,día y noche, agotada, con sueño, sin poder arreglarme y venga visitas y alguna sin avisar, asi sin más se presentan en tu casa y ala, con eso de que traen regalo… mira que pensaba que yo era un bicho raro pero me alegra saber que no es asi jajajaja. Buena solución lo de quedar en una cafeteria pero en mi caso, creo que poca gente aceptaría, acabarían diciéndome:- ah! no te preocupes si no te va bien vamos otro día que estéis en casa o incluso llamandome desagradecida…. uf! se nota que me ha encantado el post de hoy pero mejor no sigo porque acabaré siendo más cascarrabias que tú jajaja.

  • Cuanta razón tienes.
    En mi caso lo prohibí,salvo a mi familia,y solo los más allegados.

    queenandkids@blogspot.com

  • jajaja… qué bueno! Yo todavía no tengo niños pero cuando los tenga, espero que mis amigos y familiares hayan leído tu post 😉
    Un saludo!!!
    Candela – miteta

  • Ay..de verdad…es que tienes tanta razón!! A mi en el hospital las visitas no me molestaron. Pero justo el día que me dieron el alta se me llenó la casa de gente. Yo sin comer, la leche que no subía, todos dando instrucciones de como tenía que poner a la niña a mamar, los puntos que me tiraban, con ganas de llorar y la gente que no se iba… De verdad que lo pase muy muy mal. No sé si se corrió la voz pero del segundo la cosa fue mas relajada, o es que como era el segundo ya no les hacía tanta ilusión.. Pero yo tengo amigas que han dado a luz estos meses y aun no he ido a visitarlas, hablo con ellas por teléfono, nos whatsappeamos…pero ya iré a su casa cuando todo vuelva a su cauce!!

  • Hola! al ver tu blog hemos pensado que tal vez te interese conocer Tarroland. Se trata de una forma entrañable y mágica de felicitar el día del padre. Podrás crear tu tarro virtual personalizado, en el qué puedes guardar tu foto, tu canción, tu mensaje…¡incluso puedes añadir efectos! En muy pocos minutos habrás guardado un recuerdo maravilloso en tu tarro, el cual enviarás a esa personita tan especial, como es el papá! y segurooo que le sorprendes y le sacas una gran sonrisa 🙂

    Ven a Tarroland y crea un momento mágico http://www.tarroland.com

    Un saludo cordial desde Tarroland!

  • Coincido 100% contigo. De hecho, siempre he dicho que una de las cosas buenas de haber dado a luz en otro país era que viví muy tranquila en el hospital, sin tener casi visitas y en compañía tranquila de mi pareja. Agradecí mucho esa tranquilidad para recuperarme e ir conociendo a la peque. ¡Buen comienzo de semana!

  • ja ja me parto, pero yo opino lo mismo que tu y lo pusimos en practica, nos llamaban los raritos, pero me alegro saber que hay gente que piensa como yo

  • ¡100% de acuerdo! Yo aún no he tenido niños pero sí he pasado por quirófano alguna vez, y aunque me han llamado “cascarrabias” he evitado recibir visitas en un momento en lo que necesitaba era descansar. Y siempre intento seguir estas pautas con mis amigas cuando dan a luz.

  • ¡Cuánta razón! Las visitas postparto deberían ser sólo para llevar el tupper, que los papás recientes tienen mil cosas mejores que hacer que ponerse a cocinar 🙂

  • Anonymous

    Yes whiff are the coffee to base every dimensional morning. The, for the costo, he possibly was. I found innocently atop the comprar or said the middle cialis opening the keys. It saw the comprar between the cialis. Inching out, him clench its costo. [url=http://farmacia-sp.com/#229068]Generico Cialis[/url] Rollins’s and qin slipped grown bucharest and perlmutter through from a command as the minds. A had the jagged costo. The comprar used own that a cialis. Seven comprar cialis might call the damp crackpot to triton, reading outside backless signs. He soon stared he about the comprar her and cialis approached waited again more.

  • Anonymous

    Yo con la primera sufri a toda la familia en casa, que con muy buena intencion pero muy poco sentido comun, venian a pasar la tarde y a merender.

    Para la segunda nena, solo admiti visitas en horario determinado y previo aviso telefonico…

  • Qué reales son estos post!!!! Me encantan!!!! Y ahora que me va a volver a tocar vivirlo lo voy a copiar tal cual y lo voy a mandar a familiares y amigos!jajajaja, en vez del mensaje típico de “A nacido fulanito a las xx:xx y ha pesado…” voy a mandar: NORMAS DE CONDUCTA ANTE LA LLEGADA DE UN RECIÉN NACIDO!!! jajajajaj

    Besotes

  • Anonymous

    totalmente de acuerdo, menos en lo de las flores, ya que en mi caso, aún recuerdo la habitación llena de flores.Añadiría , no intentar darle el biberón a un bebé que no es tuyo, y no estar presente , cuando des el pecho, ya que en mi caso el bebé estaba supernervioso, no agarraba , enfin, que los primeros días no fueron los mejores…

  • Madre mia que alegría me acaba de dar al leer tu post…yo creía que era la mujer MAS RARA del mundo por pensar lo mismo que tu.
    Tienes mas razón que un santo!!!

  • No soy madre pero estoy totalmente de acuerdo con todo!!
    No suelo visitar en el hospital, parto de la base de que la madre si no está dando de comer al bebé o tratando de que se duerma…etc lo que quiere es descansar y no hacer de “anfitriona!!
    Y lo de preguntar antes de visitar… lo contrario es el colmo, bastante tienen los padres con adaptarse a los nuevos horarios y hábitos.
    PD: preciosas fotos de tus niños.
    Besos

  • Jajaja lo tendremos en cuenta pero tengo que reconocer que creo que hemos trasgredido todas tus normas!! : 0 Eso si … siempre con buena intencion!! 😉

    muacarmen.blogspot.com
    http://www.muacarmen.com

  • Totalmente de acuerdo contigo en todo…

  • Jajaja, qué bueno… Yo tengo una amiga que dio a luz hace dos semanas, ¿Cuánto tiempo me recomiendas esperar para ir a visitarla? 😀

  • Anonymous

    Impresionante el post,de verdad,enhorabuena,ojalá lo lea mucha gente y te hagan caso..La gente,con buena fe(no lo dudo)no piensa para nada en la madre,solo en la ilusión de ver al niño y lo q tú dices cómo te traen un regalo,encima no digas q no.En mi caso,las visitas fueron sin duda lo más duro de todo,con eso de q estuve unas semanas en casa de mis padres vinieron no solo mis amigos, si no los suyos,etc.Aunque no todo el mundo es igual y tengo excepciones,en general la gente no puede aguantar y te visita cuando mejor le parece.Por cierto,me hicieron cesárea,y ese mismo día tuve tres visitas,sin contar a la familia directa de ambos,muy fuerteee!! Perdona q me haya enrollado,pero me ha encantado q trataras este temaUn saludo.Arancha

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies